Inicio:
Del Viernes, 7 de Abril de 2017 al Sábado, 8 de Julio de 2017

Precio:
2.400,00 €

Precio Alumni Asociado:
1.560,00 €

Precio Alumni No Asociado:
2.040,00 €

Horario:

Viernes de 16.00 a 19.00 h. y sábados de 9.00 a 14.00 h.

Curso Especializado en Soft Skills Management

#SoftSkills_ESIC

El mundo de los negocios siempre ha exigido a las personas con responsabilidades sobre resultados un continuo desarrollo personal y profesional, con el fin de dar respuesta a una realidad cada vez más compleja. En los últimos años, la profesionalización del mando se ha centrado en el desarrollo de las competencias asociadas a la productividad y a la gestión de los equipos. Competencias como el liderazgo, la toma de decisiones, la orientación al cliente o el conocimiento del negocio, han sido claves para alcanzar el éxito.

Sin embargo, los cambios que se están viviendo en los contextos socio-económicos demandan, hoy más que nunca, un gran esfuerzo adaptativo de las organizaciones y de las personas que las dirigen. En estos momentos, el cambio de paradigma exige al colectivo de mandos alcanzar la excelencia en las competencias que ya tienen interiorizadas y profundizar en:

  • El dominio de las mejores prácticas para alcanzar buenos resultados con menos recursos.
  • El despliegue de altas capacidades para mantener la motivación y el compromiso en los momentos de crisis.
  • La capacidad de generar respuestas a los nuevos desafíos.
  • El conocimiento de las claves del universo digital.

 

El Curso Especializado en Soft Skills Management es un programa de desarrollo directivo en el área de las habilidades de autogestión y de interacción, que tiene por objeto profesionalizar a los mandos en la dirección de equipos.

En oposición a las habilidades técnicas y de gestión o hard, estas habilidades blandas o soft se caracterizan por su capacidad de adaptación, porque evolucionan y son moldeables. Son competencias conductuales intra e interpersonales, que se necesitan para interaccionar eficazmente con los demás, para liderar, negociar y llegar a acuerdos, para motivar y automotivarnos y, entre otras cosas, para orientarnos a resultados.

Las habilidades blandas son competencias transversales que incluyen el pensamiento crítico, la ética, la capacidad de adaptación al cambio, la resiliencia, la capacidad resolutiva y la habilidad de orientarse hacia un objetivo y mantener el esfuerzo, y otra serie de habilidades que tienen que ver con la inteligencia emocional.

A quién va dirigido:

Está dirigido al colectivo de mandos, entendiendo que el mando es quien debe canalizar la estrategia, asumir los objetivos y conseguir que los equipos lleven a cabo una actuación orientada a las metas. Nos referimos a profesionales en activo que:

  • Implementan acciones para hacer operativas las estrategias de la dirección.

  • Desempeñan el rol de enlace entre las unidades funcionales y el equipo de dirección.

  • Lideran equipos de trabajo, optimizan procedimientos y gestionan el know how de su equipo, fomentando un clima de trabajo orientado a resultados.

  • Tienen un alto potencial para el relevo directivo, pero aún no tienen equipos a cargo.

Objetivos:

  • Desarrollar competencias sociales para aumentar la eficiencia y la productividad propia y de los equipos a su cargo.

  • Interiorizar un modelo de liderazgo integral, entendiendo que para liderar a otros hay que saber liderarse a sí mismo.

  • Acelerar la madurez personal y profesional para afrontar el cambio de paradigma: de un entorno de abundancia a un entorno de escasez, caracterizado por la volatilidad, una alta tecnologización, la incertidumbre y el cambio constante.

  • Desarrollar las competencias emocionales y sociales para crear climas laborales positivos, aumentar la energía y el entusiasmo de los equipos.

  • Preparar el relevo generacional de los cuadros directivos, desarrollando el talento de los jóvenes con alto potencial.

 

¿Por qué en ESIC?

Tendencias y novedades empresariales.

Especialización.

Formatos flexibles: presenciales, online y blended learning.

Actualización de conocimientos y desarrollo de habilidades.

El gran desafío de las habilidades soft no está en comprender sus conceptos, sino en pasar de la teoría a la práctica. Este aprendizaje requiere de una metodología totalmente participativa y un entorno de aprendizaje que favorezca la confianza, la colaboración y compartir conocimientos entre los asistentes.

El programa se ha articulado en torno a los principios de la clase inversa o flipped classroom, el aprendizaje colaborativo y la web 2.0.

En el modelo tradicional de aprendizaje, los alumnos deben estar presentes en cada sesión y el tiempo de clase se consume principalmente en la charla del formador. En cambio, en la clase invertida los alumnos llegan al aula con los contenidos teóricos ya adquiridos, por lo que están dispuestos a debatir sobre el tema, aplicarlo a ejercicios o a trabajar en actividades de cierta dificultad que supervisa el formador. Este modelo usa varias tecnologías para la enseñanza, como, por ejemplo, el acceso a contenidos online, redes sociales, documentos de autoestudio, etc.

Enfocado especialmente en el entrenamiento y desarrollo del talento, el aprendizaje es producto de un proceso de inmersión en las mejores prácticas gracias a una metodología que busca la eficiencia pedagógica y un mayor impacto emocional, consiguiendo en los asistentes un alto compromiso con el cambio.

 

Metodología Flipped Classroom*:

Entrenamiento y desarrollo: partiendo de la formación recibida, el programa se centra en el entrenamiento y desarrollo competencial (aula-taller, coaching, outdoor, web 2.0, etc.).

Inmersión: la persona recibe la información por distintos canales y es acompañada en el proceso de transferencia al puesto de trabajo. No se trata de módulos monográficos, sino de incorporar los conocimientos a través de la interacción en talleres, foros y trabajo en equipo (aprendizaje colaborativo).

Compromiso: el proceso activa lo racional e involucra emocionalmente a los asistentes. El acompañamiento individual y los ejercicios de desarrollo personal, facilitan al participante la introducción de cambios en sus hábitos. La persona se siente apoyada en su cambio transformador, aumentando el nivel de compromiso.

Eficiencia pedagógica: se reducen las horas de aula presencial y se optimiza el contacto online. Los encuentros presenciales su utilizan sólo para la realización de prácticas.

Desarrollo individualizado: el coaching parte de un test competencial y trabaja el déficit de competencias en sesiones individualizadas.

(*) Flipped Classroom = clase invertida o inversa, la teoría fuera del aula y las tareas dentro del aula.

 

El curso consta de 75 horas (67 h. presenciales + 8 h. on-line), 4 sesiones de coaching individual a cada asistente de 1 hora cada una y dos sesiones de afterwork fuera del horario lectivo.

Seguimiento individualizado por parte de un coordinador durante todo el programa.

Se articula en torno a tres ejes de contenidos: Intrapersonal, Interpersonal y Entorno.

 

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Info CONTACTA CON NOSOTROSInfo