Artículos Alumni

Proyectos que benefician a la sociedad

Proyectos que benefician a la sociedad

14.07.2017

Proyectos que benefician a la sociedad

Para hablar de transformación y beneficio social, debemos concebir a la empresa como agente del cambio social.

 

Miles de proyectos se están desarrollando en estos momentos entodo el planeta para lograr este fin, es decir, para mejorar la vida de las personas.
La contribución de la empresa a la sociedad se canaliza mediante acciones que se engloban en la estrategia de responsabilidad social empresarial (RSE). La Comisión Europea (2011) ha definido la RSE como responsabilidad de las empresas por su impacto en la sociedad. La RSE debe ser dirigida por la empresa. Las autoridades públicas pueden desempeñar un papel de apoyo mediante una combinación inteligente de medidas de política voluntaria y, cuando sea necesario, una regulación complementaria.

En realidad, la RSE se ha asociado directa o indirectamente a la empresa desde sus inicios pero, es en años recientes, cuando tenemos mayor conocimiento de las consecuencias e impactos de las empresas en el planeta. Y por eso, se ha incrementado la necesidad de replantear los objetivos de las empresas a corto y a largo plazo. Desde esta perspectiva, una visión puramente economicista no ofrece una visión completa de la contribución social de la empresa. En esta vinculación entre empresa y sociedad, las empresas pueden ser socialmente responsables si integran las preocupaciones sociales, ambientales, éticas, de consumo y de derechos humanos, en su estrategia y operaciones comerciales.

Por su parte, el Foro Económico Mundial realiza cada año un análisis de riesgos globales a los que se enfrentan las empresas globales, destacando: los fenómenos meteorológicos extremos, las catástrofes naturales, el envejecimiento de la población, así como la crisis del agua, entre otros, que requieren la participación del sector privado y, por lo tanto, trae consigo nuevas oportunidades de negocio. Hoy, desde diferentes foros, las instituciones globales demandan la participación de las empresas para ofrecer soluciones a los problemas globales.

Desde esta perspectiva, hoy la empresa debe sumar más impactos positivos desde su actividad. Que, además, cumpla con las expectativas de los diferentes stakeholders, considerando las sensibilidades sociales y medioambientales en torno a problemas globales, creando valor compartido y mejorando la sociedad mediante proyectos innovadores que se puedan extrapolar a diferentes entornos.

Como consecuencia de estas nuevas demandas globales, la empresa debe ser rentable y sostenible, a la vez. Ello se consigue integrando dichas actividades en la gestión con todos los grupos de interés e implicándoles en esta función responsable.

El debate de la RSE está muy activo desde hace varias décadas. Si bien hay defensores y detractores de este modelo de gestión empresarial, las razones habituales para juzgar negativamente a la empresa tienen relación con el hecho de que, en ocasiones, tan sólo se conocen acciones puntuales de las organizaciones pero desconocemos la estrategia o mentalidad global de las compañías. Además,  seguimos considerando que la principal y única función de las empresas es obtener beneficios económicos y, por lo tanto, todo lo que la empresa realiza gira en torno sólo a la rentabilidad económica.

Pero esta perspectiva es reduccionista, no ofrece una visión global, ya que: La rentabilidad social es parte de la rentabilidad empresarial. Las compañías son un instrumento de transformación de la sociedad y las empresas son una fuente constante de colaboración y participación social junto a instituciones, ONG´s y los ciudadanos.
Para tener una mirada global de la preocupación e integración de la sostenibilidad y la RSE en las empresas, ofrecemos algunos datos prácticos al respecto: más de 9260 empresas forman parte de la mayor iniciativa global de RSE, el Pacto Mundial de Naciones Unidas, integrando acciones de apoyo a los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) e integrando los 10 principios que incorporan empresas de todo el mundo.

Más de 7000 organizaciones han utilizado las normas de Global Reporting Initiative (GRI) para la elaboración de la memoria de sostenibilidad. Desde GRI se trabaja para formar y fomentar el desarrollo de la sostenibilidad empresarial ligada a los ODS.

En este vínculo empresa y sociedad, hoy se espera de la empresa: colaboración, participación y diálogo con todos los agentes sociales. Comunicar los resultados de las actividades para involucrar y transformar la sociedad. E integrar en la estrategia las necesidades sociales aportando soluciones concretas, ya que, una perspectiva sostenible nos permitirá vivir hoy y también mañana.

El pasado 26 de abril diferentes profesionales explicaron en Hoy es Marketing, Madrid, cómo mejoran la vida de las personas desde su actividad profesional. Para ello, contamos con la presencia de Elena Martínez, Responsable del Programa Empresas y Fundaciones de Médicos Sin Fronteras, quien nos habló de la evolución creciente que se ha producido en los últimos años por parte de las empresas en su colaboración con los proyectos sociales liderados desde esta ONG. Por su parte, Noelia López, Directora adjunta de SARAIVA, explicó cómo desde el emprendimiento social se dan soluciones al envejecimiento de la población con diferentes servicios desde Saraiva en Pontevedra. Y por último, Alfonso Fernández, Director de Marketing de SAMSUNG Electronics Iberia, S.A.U, compartió con todos los asistentes los diferentes dispositivos que desarrollan en su compañía para ayudar a personas discapacitadas, en concreto, a nadadores ciegos. Todos ellos, participantes del Bloque titulado “Proyectos sociales responsables que mejoran el mundo”, proporcionaron su experiencia sobre acciones concretas que mejoran la sociedad. Tal y como los invitados afirmaron: “la empresa tiene grandes oportunidades para colaborar y participar en la mejora de la sociedad”. Tan sólo hay que poner atención a diferentes necesidades y ofrecer soluciones que ONGs, emprendedores sociales y empresas ya proporcionan en múltiples áreas.

Belén López